Reforma tu hogar para obtener la eficiencia energética y ahorrar

Reforma tu hogar para obtener la eficiencia energética y ahorrar

La eficiencia energética es el tema de moda, pero no es por moda que debes hacer ajustes en tu hogar. Lo que promulga la eficiencia energética es real y tiene beneficios tangibles, no solo para el bolsillo, sino para el planeta.

Reformar tu hogar para que consuma energía eficientemente es un proyecto que requiere planificación y que se debe hacer a conciencia. Recuerda que, en España, se pide una certificación energética cada vez que quieres hacer una transacción con el inmueble, bien sea alquilarlo o venderlo.

Ahora bien, en lugar de cambiar los electrodomésticos por unos de bajo consumo, existen acciones básicas y esenciales que te pueden ayudar a lograr tu objetivo.

Darles un repaso a tus contratos de luz y agua puede ser una acción que resulte en grandes beneficios. De hecho, los pisos y casas que tienen la intención de ser más eficientes pueden conseguir subvenciones para reformas estructurales.

Deberás de dar de alta la luz con una empresa que te ofrezca fuentes de energía sostenibles

La luz, o energía eléctrica, es uno de los recursos, junto con el gas, que puedes incluir en tus planes de reforma para que obtengas un mejor beneficio. Dar de alta la luz y el gas en empresas amigables con el ambiente y que ofrezcan su recurso procesos como el de la energía solar ayuda a que tu hogar sea más eficiente.

Por lo general, la energía de fuentes sostenibles es más económica que la de fuentes convencionales, por lo que tendrás un ahorro de dinero. En el mercado existen varias opciones, que dependerán del lugar de España en el que vivas, pero, sin duda, puedes conseguir un mejor contrato, incluso con grandes empresas que ofrecen este servicio. No olvides que los derechos de alta de luz son iguales para todo el territorio.

Sobre la reforma estructural

Recuerda que no basta con el consumo eficiente. También puedes adoptar cambios estructurales que mejoren tu hogar. Por ejemplo, puedes usar ventanas de doble acristalamiento que mejoren la eficiencia de la transferencia de calor. Asimismo, puedes optar por colocar un piso radiante, el cual es una mejor opción para mantener una temperatura agradable en el hogar.

Por último, pero no por ello menos importante, puedes revisar el aislamiento de las paredes de tu hogar, no solo para instalar uno más eficiente, sino para escoger un material más sostenible que vaya de la mano con tu nueva conciencia de ahorro. 

Recuerda: Son pequeños cambios que, realizados de forma estratégica, pueden llevar a tu casa al siguiente nivel en cuanto a eficiencia, adaptándose a las tendencias más vanguardistas.